Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

La película de mi vida…

Siempre he creído que la vida puede ser como una película…

Y la mía se está poniendo interesante 😬

Desde que comencé a ver las películas de baile y especialmente todas las americanas, siempre noté cómo la gente que luchaba por sus sueños iba de una lado a otro, trabajando en horarios poco cómodos, yendo en tren, subway, caminando y corriendo… Mirando esas películas yo siempre me preguntaba cómo sería la vida así, ir luchando por lo que uno quiere tomando el tren o el subway y caminar por las calles americanas.

Pues, ahora lo sabré. 🙌🏼

Dicen que uno atrae lo que quiere y por obras del destino estoy obteniendo lo que hace mucho soñé con conocer.

Me mudé 🧳

oh !

Luego de 6 meses viviendo en casa de mi tío, me mudé a Los Ángeles 😊

– ¿qué no estabas ahí?

– estaba en el condado Orange / ANAHEIM

Ahora estoy en Los Ángeles City, cerca a muchas playas 😬😎 (como si yo fuera tan seguido)

Y por el momento seguiré con mi trabajo en Wetzel’s pretzel pero tengo en mira encontrar un trabajo en mi carrera, en lo que sé hacer.

Así que esas son las nuevas…

– ¿cómo me siento?

Estoy nerviosa, ansiosa y feliz! Siento que seré toda una niña grande, una adulta y tengo miedo porque estaré más sola pero estoy emocionada porque estaré cerca de los lugares que quiero conocer así que saldré más 🙌🏼😬

Mi vida toma rumbos, avanzo y me doy cuenta que esto es lo que quiero… No tengo prisas pues aún no tengo quién dependa de mi, así que viviré mi vida, disfrutaré mis días y viviré tranquila con mis logros.

¿Qué les puedo decir?

I’m so excited!!!!! 😊

Y bueno, ya instalada hice la decoración de mi cuarto…

aquí les dejo algunas fotitos para que lo vean 😬🙌🏼

Gracias por leer! ♥️

Lu.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

4 años, 2 vidas y múltiples recuerdos… Parte 4

El amor y el final…

Recuerdo mucho los últimos días que estuvimos juntos, me sentía muy ansiosa, molesta, triste y sola…

Recordaba cada consejo que me decían mis amigas y cada vez que yo le decía: preocúpate cuando ya no te moleste, porque entonces será cuando me estés perdiendo.

Yo lo llevaba de detalles saben? Aún cuando no tenía mucho dinero le compraba los juegos que él quería por verlo feliz, aún cuando no tenía ánimos ni mucho tiempo, le dedicaba canciones, hablaba de amor… Aún cuando no tenía mucha paciencia, lo esperaba y aguantaba todo porque tenía esperanza de que algún día fuera diferente. Luego me di cuenta que no quería lo que mi mamá tenía, yo quería una pareja, un compañero, un igual. No alguien que me hiciera sentir que estaba sola en la relación.

Cuando le dije que me iría, él intentó hacer de todo para que me quede… Escogió precisamente el momento en el que estaba por sacar mis cosas de su casa, para dedicarme la canción que tanto esperé… Escogió ese momento para decirme todo lo que siempre esperé oír, y eligió ese momento para decirme que haría cualquier cosa por mi… Lo malo fue que ya era tarde, me sentía cansada, ya no podía creer más en sus palabras, sentía que debía alejarme y eso hice. Irme fue lo más duro de la vida, pero sentí calma.

Luego de eso, hablamos y me pidió para volver… Luchó contra su orgullo y me pidió una oportunidad, se la di. Pero él creía que todo volvería a ser como antes de inmediato y no. Él esperaba que yo volviera de inmediato a su casa y yo quería pasar tiempo con mi familia. Pero él no entendía, lo quería todo igual…

Es difícil cuando desgastas tanto un sentimiento que al final sientes que ya no tienes nada más para dar. Yo estaba cansada y ya no quería, le dije que ya NO LO QUERÍA.

Al poco tiempo terminamos definitivamente y le pedí que nos alejemos un poco, no quería verlo ni hablarle, porque sabía que en cualquier momento podría volver a caer en lo que sentía por él. Fui cruel, lo ignoré y quise que sienta que de verdad estábamos separados… Él lo resintió, pero sentí que debía pensar en mi, en mi tranquilidad y lo hice.

Luego de un tiempo cuando volvimos a hablar yo volví a caer en todos los sentimientos, pero cuando le dije para volver, me rechazó.

Es curioso cómo aunque una persona te haga sentir mal con tu aspecto, con tu manera de pensar y los gustos que tienes, aún así digas: pero llego a amarlo de nuevo y te pongas a pensar… ¿es amor de verdad o es dependía? ¿Necesidad de seguir en ese ideal que tenía hace tiempo? ¿Esperanza de que de verdad todo lo planeado de cumpla?

Yo siempre he sabido cómo es él, lo buen manipulador que puede llegar a ser, y cómo siempre “asombrosamente” tiene la razón. Y aún así he querido volver con él tantas veces… Aún después de 4 años de haber terminando… Creo que siempre me había rehusado a la idea de que ese amor ya no iba más. Pensaba que si esperaba lo suficiente, él vencería a su ego y se daría cuenta que somos una buena pareja después de todo. Mi dependencia siempre ha estado presente y he sentido mil veces que él solo necesita un corto tiempo para que yo esté de nuevo a sus pies… Al menos así era. Ahora ya no.

Creo firmemente en que soy otra… que pienso diferente y que tengo más fuerza en mi, pero también sé cómo es él y por eso me alejé.

Carta del final:

De verdad te amé lo sabes no?

Te adoré, te creí, te puse encima de todo y te di todo de mí cuando estuvimos…

Y hasta después…

Siempre supe y sentí que tenías un poder sobre mi, siempre supe que sabías manipular mis pensamientos y aún así caí de nuevo en ti, cada vez que se pudo.

Aún con el tiempo que pasó, en el recuento de los daños creo que aprendí mucho de ti y aprendimos los dos de la relación.

Siempre me quedó ese pensamiento de que eras “mi langosta” (Referencia a Ross y Rachel de Friends, por eso escogí esa foto para la nota); que no importaba el tiempo que pase o las personas con las que estemos, que igual terminaríamos juntos aunque siempre dijeras que “nunca pero nunca regresarías con alguien que te hizo tanto daño como yo”

Con todo eso, yo igual creí…

¿Sabes? Si fuimos buenos amigos, y nos compartíamos muchas cosas, siento que siempre te quise en mi vida por eso y aún con todo lo que me hiciste pensar, creí necesitarte aún más.

Sé que para este momento debes seguir pensando que soy la peor, que “te clavé un puñal en la espalda” que te hice ver como el peor ser humano, maltratador de la vida…

Tú y yo sabemos qué pasó, tú y yo vivimos esa etapa como pudimos y salimos de ella como nos pareció mejor.

Sabes también que una de las razones de que me haya ido hacia mi nueva aventura, era porque quería alejarme de todo lo que tuviera que ver contigo. Lo hice, gracias.

Siento ahora más que nunca que tengo otra manera de pensar, que ahora ya puedo sacarme esa espina y vivir tranquila, que puedo hablar del tema sin un nudo en la garganta y sin pensar que todo solo yo lo hice mal. Siento que ahora he crecido, que ya no me ata nada y que de verdad podría ver tu vida desde afuera, sin involucrar mis emociones.

Espero que seas feliz con tus decisiones, espero que también crezcas y sientas que quizás esta catarsis también te sirve para ver en qué fallamos y qué no deberías volver a hacer.

Tu orgullo es grande, tu ego pesa aún más, pero sé que aunque todo haya pasado como pasó, en algún momento quisiste intentarlo de nuevo pero tu yo interno no te dejó y qué bueno! Pues nos hubiéramos hecho más daño.

A veces simplemente las relaciones deben ser para enseñar y luego dejar volar…

Eso nos pasó y ahora a volar…

La última vez que te escribí te pedí que ya no me hables, que dejes que sea yo quien escriba, cuando no me tengas bloqueada… Y la verdad no creo que lo haga más… quizás de aquí a unos años podamos cruzar anécdotas y veamos cuánto hemos madurado. Ahora siento que estoy bien así y quiero moverme, quiero dar otro paso y seguir adelante.

Ya no hay más lamentos, ya no quiero seguir arraigándolos en mi vida, ya no quiero sentir que te debo algo o que debo seguir en la tuya.

Ya me dejo y te dejo ir… Así, en modo dramático, porque es el único que conozco.

Sé que serás feliz, a tu modo.

Gracias si leíste y sino, también.

Lu.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

4 años, 2 vidas y múltiples recuerdos… Parte 3

El recuento de los daños
Del holocausto de tu amor
Son incalculables e irreparables
Hay demasiada destrucción
🎶🎵
Lágrimas que no consiguen
Apagar el fuego que hay en mí
Hay ilusiones muertas por doquiera
Solo quedan ruinas de mí
🎵🎶
En el recuento de los daños
Del terrible choque entre los dos
Del firme impacto de tus manos
No sobrevivió mi precaución
🎶🎵
En el recuento de los daños
Me sales debiendo tantísimo amor
Que no puedo creer lo que escuché
Cómo puedes decir que te olvidaré

…..
Siempre me gustó esa canción… Y creo que va perfecto con el tema de esta nota: Aprendizaje

…..

Ayer hablaba con alguien sobre lo que uno puede aprender de las parejas que tiene, las vivencias y lo “sufrido” por amor…

Si bien es cierto tuve que pasar por muchas cosas para tener la mentalidad que tengo ahora, para sentir que nadie puede pasar sobre mi.

Como les conté antes, dejaba que todo me afectara demasiado (no digo que no lo siga haciendo, porque la verdad mi hipersensibilidad me juega en contra); pero si puedo decir que trato de dejar pasar las cosas con mayor facilidad…

Soy intensa al mango y en mi etapa de “chibola babosa” (la cual TODOS TENEMOS), esa época en la que pensamos que nos moriremos por el amor de alguien y que pensamos que cada relación es para siempre, que será el “amor de tu vida”

Ok, puede serlo, no digo que no. Pero lo será por unos meses, años.

Es difícil dejar esa etapa y decidir el: no voy a dejar que nada ni nadie me haga sentir que lx necesito. Porque en verdad no necesito a nadie para ser feliz, más que a mi tranquilidad 😌

Siento que he aprendido a valorar mi soltería, a disfrutar el no tener pareja para poder hacer “lo que quiera” y el tener la libertad sexual necesaria para hablar sin tapujos cuando quiero algo de alguien.

No es sencillo llegar a ese nivel de “conchudez” pero alivia mucho. Ahora siento que son más conchuda, me llega todo lo que puedan pensar de mi y todo lo que se puedan imaginar y no es porque me crea la última chupada del mango, es solo que mientras mi mente y mi espíritu esté tranquilo en ese aspecto, entonces yo también en general, lo estoy.

Antes me la pasaba pensando en qué opinará uno u otro sobre lo que hago, si me meto con alguien, si le digo que solo quiero sexo a otro, pero al final del día me di cuenta que todas esas personas que tanto se fijan en lo qué haces, se olvidan y se enfocan en alguien más y quien se queda con la “culpa” eres tú.

El decidir ser más libre viene de la mano con un poco de “que te llegue” todo lo que no te sume. Y también ha apoyado mi postura sobre el amor.

Y en esta etapa de mi vida, en la que estoy en constante cambio, dudas y nostalgia, me doy cuenta que he crecido mucho, que aunque a veces me ahogue en un vaso con agua, igual al final del día sé qué decisión tomar para mi TRANQUILIDAD.

En el recuento de los daños… me doy cuenta que gracias a mi convivencia crecí mucho, gracias a sus palabras abrí mi mente, gracias a sus rechazos y malos comentarios, crecí en autoestima; gracias a su amor, supe cómo era amar con toda la vida incluida.

Aprendí mucho, es cierto; crecí mucho en lo personal también. Y no dejo de pensar que quizás si yo hubiera sido como soy ahora, no hubiera permitido muchas cosas, no hubiera dejado que me afecten otras y hubiera vivido más tranquila. Pero en la vida real no existe el “quizás”… Es lo que es, pasó lo que fue y sé que todo es POR ALGO.

Yo tuve que pasar todo eso para poder ser la que soy ahora y él seguramente también aprendió de esto y se lleva lo mejor de lo ocurrido… Por mi parte sé que ha cambiado con sus parejas, pone más detalle en cosas que antes no hacía y aunque creo que igual sigue cometiendo errores, es un ser humano. Como tú, como yo, es de todos… estamos en un constante aprendizaje y doy gracias de que todo pasó porque para bien o mal, fuimos importantes para nuestra vida.

Creo que esto es madurez 😌

O quizás solo desahogo 🤷🏻‍♀️

De todas maneras,

Gracias por leer!

Lu.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

4 años, 2 vidas y múltiples recuerdos… Parte 2

Analizando…

Yo tengo un blog que mantenía algo escondido: La mujer de fuego

Ahí escribí entre otras cosas, los sentimientos guardados y cómo me sentía cuando mi relación se iba acabando. También escribí en los mejores momentos, cuando sentía que todo el amor era suficiente para sobrellevar cualquier cosa y que todo se podría pasar con eso.

Se los compartiré a continuación:

Hubieron momentos de reflexión, comenzando a recordar, sé que en el momento en el que escribí esto, fue porque me sentía triste y cansada de tener tantos detalles y no recibir nada a cambio.

Me lo prometí y he tratado de cumplirlo…

Y aunque re leyendo esas notas digo: Wao… si estaba templada de él, también me doy cuenta que estuve pasando por momentos difíciles que no súper manejar, supongo que son cosas de la misma edad…

Este tipo de cosas recuerdo bien, pues quedaron marcadas en mi mente…

Creo que en ese momento lo necesitaba a todo nivel, como pareja, como amigo, como mi base de vida. Era dependiente de él y mi vida giraba en torno a él.

Recuerdo muchos episodios de pelea relacionados a lo de lavar la ropa, pues él tenía la ventaja de llegar temprano y yo llegaba como a la medianoche o más y a esa hora yo tenía que meter la ropa, esperar que se lave y colgarla, o sea básicamente esperar hasta las 3 am aprox para dormir. Cuando él hubiera podido meter la ropa cuando llegó y yo cuando llegara solo la tendería, pero no. Ése era mi trabajo y si él lo hacía: me mal acostumbraba…

Otra de las cosas de las que me arrepiento de darle mucha importancia, es al tema de su opinión sobre mi aspecto… Recuerdo que al viajar a Miami, me sentí bien estando sola y me sentí mal por estar así.

Pero lo que pasó es que al volver decidí pintarme las puntas de fucsia, que siempre quise y él me miraba como bicho raro…

Yo siempre he amado pintarme el cabello, recién de grande pude hacerlo y era tan feliz!!! Pero él me miraba como si fuera un bicho raro… Tenía una mirada que me hacía sentir tan mal conmigo misma… Solo me observaba y movía su cabeza en señal de desaprobación y me hacía sentir fatal…

Creo que fue la suma de esos detalles, de la falta de detalles románticos, el sentirme sola en la relación, el saber que no estaba en sus prioridades, el que no fuera tan familiar como yo, el que se aleje, mi edad, la inmadurez y la falta de actitud… Las cosas que hicieron que lo nuestro se desgaste y yo tomara la decisión de irme.

Y aunque esa decisión fue difícil también, me sentí bien al hacerla… me sentí en paz.

Creo que igual todo lo malo que haya podido pasar y lo bueno también, será tomado por el karma… la energía y no es para venganza, es por aprendizaje… Yo aprendí.

Gracias por leer…

Lu

Pd: ya puedes ver la 3ra parte

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

Un cubito de hielo y la mujer de fuego…

Advertencia: esta historia es real, contada por uno de los personajes, trayendo a su mente todos los recuerdos posibles de lo ocurrido. Estoy compartiendo todo esto con una mirada diferente a esos tiempos, con otra mentalidad y observando mi antigua situación de una forma más cruda, así que ya están advertidos, solo espero que quien pase por algo parecido, luego de leer, sepa qué hacer.

Ok, sé que el nombre de la nota no tiene mucho sentido, pero lo tendrá… lo prometo.

Hubo un tiempo, allá por el 2008 en el que una chica conoció a un chico en un salón de clases.

Ella no se fijó en él hasta que fueron las entregas de exámenes y cruzaron palabras condensando una primera conversación que terminó en déjame tu e-mail en mi revista Somos (yo le dejé mi mail a él).

Él tenía enamorada en ese tiempo, y no tenía nada de malo, pues yo no estaba interesada en tener algo con él y viceversa; pero podíamos ser amigos.

En ese tiempo yo cruzaba una relación que terminó porque el chico quiso que me acueste con él y yo no quise. Y entre tanto mi vida estudiantil se iba al caos por un momento porque quería dejar la carrera de diseño gráfico para ser coreógrafa – cosa a la que mis padres “amablemente” se negaron… ya luego les contaré esa historia mejor- Y yo estaba en mi fase de “creo en mis sueños y quiero ser como Honey la princesa del baile (movie with Jessica Alba).

En fin, luego de un tiempo de conversar y caernos bien, el chico de la revista somos comenzó a mostrar interés por esta chica (obviamente soy yo, así que no se alboroten si cambio de primera a 3ra persona), y luego de que terminó con su enamorada de aquel entonces, comenzó a mandarme mensajes con poemas y cosas de apoyo a mi situación.

Yo no quería una relación con él, pero me gustaba cómo me hacía sentir: escuchada, comprendida y apoyada. Sin embargo, él insistía en sus sentimientos y que yo podría darle una oportunidad… Recuerdo que salimos una vez y él estaba algo mareado, me dijo para tomar un taxi a mi casa e hizo como que hubo un “bache” y me besó… nuestro primer beso de la vida y él Olía a alcohol…

Al día sgte él se disculpó y quedamos como amigos, él de alguna manera siempre sentía que yo le daba alas y yo era amable porque él era bueno conmigo, me escuchaba y me hacía sentir bien en la situación en la que estaba atravesando.

A los 17-18 sientes que tu vida es una novela y cada problema es un caos existencial… La cosa es que seguía hablando con este chico y salíamos como amigos, pero yo sabía que él quería otra cosa más, alguna vez estuvimos jugueteando, sí, fui coqueta, sí, se sentía bien que alguien estuviera detrás de ti.

La cuestión es que yo en ese momento no quería una relación con él pero nos habíamos besado otra vez en algún momento, pero cuando él quiso algo más, yo di 5 pasos para atrás…. habían momentos en los que yo me desaparecía de su vida y él me mandaba correos o cosas así para que volviera a aparecerme y hablar…

Fui mala? Quizás en cierto modo, sí se ponen a analizar ahora las conversaciones encontrarán que muchas veces fui ambigua con lo que quería, pero no por maliciosa, sino porque estaba en mi etapa de “chibola babosa”

Él escribió una historia: El cúbito de hielo… aún la tengo guardada y en ella hablaba de sus amores pasados, de cómo al final de sus relaciones parecían que querían derretirlo, pero que luego llegó una mujer de fuego (yo) y que no sabía cómo la historia seguiría.

Pues yo quise ignorar el hecho de la historia y las situaciones sentimentales pero eso abrió un capítulo más a nuestra: Historia de amor.

Luego de idas y vueltas, ultimátums, cartas, llamadas, mensajes, engaños y más… Llegó un momento en mi vida en el que yo estaba con alguien que me propuso matrimonio. Y quién diga que no se emocionaría con que su enamorado la pida (aunque su relación no era perfecta), es porque no tiene sentimientos okno.

… Duramos 2 semanas más y terminé con él. Por qué? Porque el chico que conocía hace 4 años y que era mi mejor amigo/confidente y más volvía a sentir cosas por mi y yo ya no quería acallar más lo que sentía por él (sí, por dentro siempre quise algo pero tenía miedo que si estábamos luego terminaríamos un día y dejaríamos de ser amigos…)

Así que… un 16 de noviembre del 2011 no me pregunten por qué aún después de 8 años recuerdo las fechas. Fui a recogerlo de su clase de inglés, tuve que tomar varios carros y encima esperar a que terminen sus clases… Estaba nerviosa, creo que hice pis como 3 veces antes de verlo… Él salió y decidimos ir a conversar… En ese momento no estábamos en buenos términos… él había terminado una relación y habíamos dejado de hablar porque yo aún estaba con quien me había pedido matrimonio…

Nos fuimos caminando hasta un centro comercial (qué por cierto yo no visitaba mucho), hablamos, caminamos – dos de las cosas que más me gusta hacer- en un momento me estuvo fastidiando, me agarró el estómago y se acercó; yo no podía más con mi corazón… caminamos, y era época en la que los centros comerciales ya alucinan que es navidad y todo estaba decorado… oh! Las luces, la música, el ambiente… Todo se prestaba para un romántico momento, y así fue. Me besó, nos besamos; me dijo para estar y luego me besó y me alzó… me dio una vueltas y sentí en ese momento que todo en mi vida encajó. Sentí -y siempre lo diré- como cuando Sabrina y Harbie unieron sus piedras del alma, al final de la serie; sentí que se completaba el cuadro, que llegó lo que había esperado tanto…

Y luego salí con un: y si mejor solo salimos por un tiempo? 😅 sí, de nuevo me estaba arrepintiendo. Pero al final si decidimos empezar aquel día.

Tuvimos que ser cuidadosos de no mostrar nuestro amor tan pronto pues donde estudiaba sabían de mi ex y no quería que la gente me odie de más.

Luego las cosas se hicieron más llevaderas y pudimos expresarnos con todo!

Al primer mes él me sorprendió con un detalle que nunca olvidaré, me llevó a un parque donde había escrito con pétalos de rosas: Te amo Lu… nunca había tenido una sorpresa así y pues caí mucho más en el amor…

Nuestra relación empezó intensa y llena de sentimientos aguantados por mucho tiempo, es por eso que tratábamos de pasar momentos juntos, aunque a veces por mi trabajo y sus estudios no se podía.

Hablamos en algún momento del futuro…

Tuvimos nuestro primer viaje juntos (y el único), era la primera vez que yo viajaba con una pareja…

Todo era miel sobre hojuelas y llegó el cambio, el momento de tomar una decisión…

Gracias por leer…

Para saber qué más sigue, lee la otra nota.

Lu.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

4 años, 2 vidas y múltiples recuerdos… Parte 1

Sí, nos conocimos 4 años atrás de ese entonces… Pasamos por mucho, créanme! Por mucho! (Ya les conté en la nota anterior)

Teníamos un poco más de un mes de ser enamorados y aunque nos conocíamos de hace tiempo, la relación es distinta.

Llegó la convivencia

Cuando salí de casa fue dramático, lleno de llanto y tal vez rencor… (Pero ése es un tema aparte del que ahora no hablaré).

En fin, llegué a su casa… Su mamá habló conmigo, entendió la situación en la que estaba y básicamente me dijo: no te embaraces. – Cosa que obviamente tampoco estaba en mis planes –

Los primeros días fueron tristes, me sentía alejada de mi familia pero también esperanzadores porque él quería hacer de todo para que yo me sienta cómoda y que me guste mi “nuevo hogar”

Comenzamos a hacer planes.. Y quién no?

Queríamos hacer tantas cosas, recuerdo que primero dormíamos en su cama de una plaza y teníamos que estar acurrucados, luego compramos la cama, pero no teníamos colchón y pusimos el de una plaza en la cama queen… se imaginan? Jajaja era divertido. Fue lindo el proceso de comprar el colchón, una cómoda, la mesa y las deudas en las que caímos juntos para afrontar esos gastos.

La situación con mi familia se fue arreglando poco a poco (pero ése es un ámbito de la historia que por ahora no ahondaré).

La convivencia parecía genial, todo era lindo… nos enfocábamos en hacer tiempo para vernos, él me recogía de donde estudiaba o ya nos veíamos saliendo del trabajo y así…

Pero así van pasando los días, meses y años y llegó un momento en el que yo me llené de muchas cosas por hacer… la ansiedad siempre ha jugado en mi contra y pues comencé a subir de peso, andaba cansada y pues comenzaron los problemas (que siempre hubieron pero en esos momentos eran más notorios).

Saben? Cuando me he enamorado, siempre he entregado todo de mi… Mi vida, mi tiempo, mi paciencia y mis demonios.

Era de las chicas que son MUY detallistas, una intensa al mango, que dedica canciones, manda mensajes, deja publicaciones y más. Aún luego de años revisé la periodicidad con la que le publicaba cosas y recuerdo que trataba de hacerlo dejando al menos un día “para no abrumar”… me la pasaba buscando qué canción no habría escuchado él en su vida, que dijera algo sobre amor y se la ponía en su perfil.

Él era detallista cuando podía, yo siempre sentí que era parte de su personalidad de “cubito de hielo” y que yo lograría “ablandar la frialdad que había en él” (lo digo así porque había una canción que era mi favorita en la vida y que siempre quise que él me la dedique… al final lo hizo, al final).

Muchas veces le reclamé por tiempo, porque llegaba de estudiar y en vez de pasar tiempo conmigo, se quedaba jugando en la computadora y eran momentos que quería pasar con él… También discutíamos por mi desorden, porque obvio el de él estaba bien, pero él mío era imperdonable…

Discutimos por celos, porque él tenía amiguitas que era obvio que querían algo con él pero nunca les hacía el pare, siempre acerté…

Peleábamos por mi aspecto, porque yo estaba subida de peso y no cuidaba mi figura, o me pinté el cabello y eso no le gustaba o simplemente porque podría arreglarme mejor…

Ésta y otras cosas, creo que hicieron que empezara un blog escondido… Donde hablaba de las cosas que pasaba con él… Hace poco leí las notas que escribí y sentí un golpe a mi corazón, sentí que la Lu de ese tiempo me hablaba y me decía cómo se sentía y cómo sentía que no podía contarlo a nadie más y por eso escribía.

Pero también tuvimos momentos lindos… claro, no volvimos a viajar a ningún lado, porque nunca teníamos dinero para eso, aunque compramos una tv de 55″ con 3D y 4 lentes 3D (que nunca usamos)… Creo que en ese tiempo me faltó más decisión…

Les compartiré esas notas, con observaciones de la “Lu actual” porque no puedo callarlas, sobretodo luego de enterarme de más cosas detrás de esos momentos en él.

Para cerrar esta primera etapa hablando de mi convivencia, les digo que es difícil y definitivamente nunca me casaría con alguien sin convivir antes… ¡Se los juro!

Gracias por leer…

Lu.

Pd: la canción que quería que me dedique era esta: https://youtu.be/vfCgyW_8Goo

Aquí ya puedes ver la segunda parte de la historia…

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

Let me see your rainbow through the rain

Ohhhhh my god!

Como les había contado, hace unos días que no he tenido la mejor de las vibras ni ánimos. Y es que creo que es normal que todos tengamos un período en el que nuestro cuerpo solo dice: ya me llegó todo.

Pues yo lo pasé y la verdad fue bien complicado.

Sin embargo, como dicen: no hay mal que dure 100años ni cuerpo que lo permita, así que aquí estoy renovada.

Cómo lo hice?

Pues fui a un concierto, el de Daniela Darcourt (Esa soy yo, súbelo pa’ que tú veas! BOMBA!!) y desde la cola encontré a varios peruanos y la verdad no pensé que me sentiría nostálgica o que hiciera lo que hice, pero fue genial!

Con lo loca que soy, comencé a hablar con algunas señoras, moviendo gente, luego entramos al local y yo ya quería empezar a bailar así que eso hice, fue llegando más gente y empecé a mover las masas! Jajajaja

Parecía una mezcla de mi cumpleaños, boda, graduación y toda celebración que podría tener…. De verdad me desaté y bailé y bailé, grité, canté, hice chongo y fui tan feliz…

Es hermoso reencontrarte con gente que es de tu país, que está (en su mayoría) en las mismas condiciones que tú y que así celebra y vive y disfruta. Porque así hay que vivir la vida! Disfrutando y atrayendo buenas vibras para todos!!!

Solo quería compartirles cómo me sentía ahora, porque aunque hoy es un lunes pesado y en teoría aquí es feriado, igual estoy camino al trabajo y eso no importa, porque estoy feliz! Llena de energía y con ganas de vivir la vida como en un tono 😊

Les mando también mis mejores deseos!!!

Gracias por leer!

Lu.

Categorías
Orejas de Ratón by Lu

Lindas y flaquitas!

[ frase con variación obvia de: “gorditos y bonitos de los pingüinos de Madagascar]

El otro día estuve hablando con una amiga sobre hechos pasados… Y me contaba que alguien le dijo alguna vez: las chicas lindas son las que están delgadas, las que cuidan su figura y se preocupan por mantenerse…

Ok! 👍🏼 hagamos un alto ahí 🛑 ✋🏼

¿Se dan cuenta de TODO lo malo que tiene esa “apreciación”?

¿Por qué el ideal y lo “correcto” debe ser algo uniforme para todos?

¿Por qué si yo no estoy dentro de los estándares que me ponen, quieres decir que soy fea?

Ok, soy fea entonces… Soy fea PARA TI.

Pero! Como no vivo para ti, soy hermosa para mi.

¿Cómo llegar a ese resultado? – Sé muy bien que aunque digamos alto y claro que no nos molestan las miradas juzgonas, muchas veces nos miramos al espejo y algo no cuadra… Algo no gusta, eres tú.

Y es que entendamos desde el punto de que venimos de años y años de entrenamiento mental, en el que la sociedad nos enseñó que si no te “cuidas” para ser súper delgada, si dejas que tu cuerpo tenga celulitis y que ésta se note o que no te depilas lo suficiente, entonces no serás como una de las chicas bonitas y perfectas.

Esa idea me hace recordar la película Mujeres perfectas donde sale Nicole Kidman

Oh sí, todas flaquitas y bonitas…

Bueno, lamento romper su burbuja pero esa no es la realidad…

Les cuento una historia:

Había una vez una chica que de pequeña no le gustaba comer, entonces sus padres preocupados decidieron comenzar a darle vitaminas para que coma. Fue una niña feliz, mientras crecía comía como camionero porque le daba mucha hambre las múltiples actividades en donde se metía. Esta niña crecía, ya iba siendo una señorita pero lo peculiares que su cuerpo no se desarrollaba tanto como el de las otras, era una chica flaca y plana. Oh! Y sabemos que las historias no tratan muy bien a las chicas así… Pues ella deseaba ser como las demás, tener bubis, trasero y un abdomen plano que volviera locos a los chicos. Pero su cuerpo no era así. Heredó sus brazos gruesos de familia y aunque era delgada siempre fue su problema a ocultar. Luego los años fueron pasando y esa constante figura delgada y plana fue pasando al olvido… La ansiedad comenzó y ella creyó que podría comer como antes… toda su vida sin consecuencias. Wrong!

La cuestión fue que ella engordó, los demás obviamente lo notaron y se lo hicieron notar- claro, como si ella no tuviera espejo- pero no solo fue la comida la que la hizo engordar, ella se cuidaba con inyecciones para no salir embarazada y eso afectaba su cuerpo y aumentaba la ansiedad. Luego de sentirse como la peor basura del mundo por permitirse engordar, decidió hacer CrossFit para bajar de peso y encajar de nuevo en la figura que tenía antes; lo logró. Fue flaca de nuevo! Pero conservaba las caderas anchas que le dejaron las hormonas de las inyecciones y la gordura. Después de haber adelgazado y ser un “ejemplo de superación” para muchas, porque claro! Bajar de peso para verte bonita es importante e inspira… Ella se dio cuenta que extrañaba sus curvas, que no llenaba la ropa como antes y quería hacerlo… pero cómo?!? Si eso no está bien? Si eso de querer verse más rellenita no es lo correcto? Por qué pensaría en eso?

Se dió cuenta que subiendo de peso era más feliz, que le gustaban sus curvas y que cuando menos se privaba de comer algo, menos ansiedad venía así que decidió hacer un gran cambio en su vida! Y desde ahora le importaba 3 carajos 🎶 lo que los demás dijeran. Por qué? Por qué abandonar la talla S de chica linda, para ser llamada ahora una chica curvy? ¡Porque eso la hace feliz!

No es que “ser gorda” sea bueno o malo, no lo piensa así, lo ideal es no apretujarse en moldes que te dicen sí, ese número está bien y el otro mal. La cuestión es ser feliz con lo que tienes y cuidar tu salud. No para complacer un estándar, sino para complacer a la que miras al espejo, a tu yo.

Hay algunas chicas que odian ser flacas, otras que odian ser gordas. Por qué odiar tu cuerpo? Si puedes pasar mejor el tiempo amándolo! Cuídalo! Aliméntate bien para no sufrir de problemas estomacales, has ejercicio o actividades físicas para no sufrir de los músculos o huesos. Hazlo porque te importa tu cuerpo, no porque te importe la opinión de los demás.

Y bueno, como se imaginarán la chica de la historia soy yo y sí, tengo un final feliz.

Hoy soy más fuerte que nunca, más feliz que nunca y -no voy a mentir – hay cosas de mi cuerpo que aún me falta aceptar… Siento que en general, amo estas curvas latinas que llenan pantalones y me hacen sentir sexy as hell!

Recuerda siempre que al final de todo, lo que más importa es lo que te haga feliz a ti…

Gracias por leer…

Lu.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

Trust in me, it’s not your fault

Muchas veces nos culpamos sin medida…

muchas veces creemos que todo lo que hacemos está mal…

Nos juzgamos, nos reprimimos, nos limitamos y más solo por lo que otrxs puedan decir.

Reconozco el sentimiento de culpabilidad ilimitada, de rechazo hacia mi y de recriminación…

Muchas veces cuando me he equivocado, me he dicho: Ay… qué estúpida! ¿Cómo se te ocurrió hacerlo? Cuando en realidad no tendría por qué ser tan dura conmigo.

A veces nos limitamos tanto, nos acomplejamos y creemos que debemos hablarnos duro para “entender” porque así lo hemos recibido de nuestros padres y ellos de los suyos. Porque la sociedad dicta que una cosa está mal y la otra está bien y si piensas diferente, entonces debes cambiar.

Recuerdo cuando recién me pintaba el cabello y lo que tuve que afrontar; como las miradas juzgonas de la gente que murmuraba a mi paso; porque “no era normal” y que como señorita “me vería mejor con un color más natural de cabello”

Esto se me vino a la mente el otro día cuando estaba en el trabajo y había llevado los labios azules y la dueña del local me preguntó que por qué los tenía así… le dije que quería probar algo nuevo y me dijo: NO, nothing new – no, nada nuevo.

Ella es una persona muy chapada a la antigua y piensa que ese estilo no va bien con lo que la gente pueda pensar de mi al verlo, y sobretodo lo que pueda pensar de la empresa.

Así como ella, he conocido mucha gente que me ha dicho:

– Y cuando te vas a pintar un color normal?… en mi cabeza está: cuál es el color “normal” uno que esté aceptado por todos?

– Oye por qué no te consigues un novio? … porque no estoy buscando “conseguirme” alguien como si estuviera buscando Pokémon’s.

– Oye y cuándo tendrás hijos? No crees que es una buena edad para pensar en eso? .. No, no lo sé pero lo sabré cuando YO QUIERA!

– Oye por qué te vistes así? No crees que deberías ser más “señorita” o no mostrar tanta piel porque no está bien? … dime, para quién no está bien? Para ti? Para el mundo? Pues aprendí a vivir bajo mis reglas, según lo que me hace feliz y esto es. Gracias

– Oye por qué tenías que irte del país si aquí tenías todo? … Eso a ti no te incumbe!

– Oye estás bajando/subiendo de peso no?… No lo sé, no me peso a diario para mirar mi progreso, amo mi cuerpo como está ahorita y trato de mantenerlo así porque YO QUIERO.

Y así muchos más…

Si tú también te has sentido de esa manera alguna vez, déjame decirte: Confía en mi, no es tu culpa.

No es tu culpa que los demás tengan otra manera de pensar…

No es tu culpa que hayan sido criados bajo estereotipos cuadriculados…

No es tu culpa que no hayan aprendido a apreciar la belleza de cada uno…

No es tu culpa que no puedan entender tus procesos y tus cambios…

No es tu culpa que no les guste tu cuerpo, tu actitud, tu forma de ser o la forma en la que quieres vivir.

No es tu culpa, no te culpes por lo que no entiendan los demás.

Porque al final del día, lx únicx que vive tu vida, eres tú. Lx únicx que crece y desarrolla sus sueños eres tú.

Y si algo he aprendido durante el proceso de crecer y amarme más cada día, es de ser paciente conmigo, ser amable con mis cambios y respetar mis procesos.

A veces quiero correr y quisiera que todo se solucionara para poder sentirme bien siempre, pero es mejor tomarlo un día a la vez.

Disfruta el proceso de cambio interno, disfruta de tus errores, aprende de ellos y vive… Vive mucho.

Si te antoja algo, cómelo

Si te gusta algo y puedes, cómpralo

Si quieres experimentar con algo nuevo, inténtalo

Pero no te quedes con la idea de: Y si hubiera…. Porque las cosas que te pierdes, pesan más a lo largo del tiempo 😊

Gracias por leer

Lu.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

La magia de tus 15 años… Primera Parte

Jajajajajaja

Debo decir que usar el nombre de una canción como título de una nota, me gusta demasiado!!

Porque une dos cosas que me gustan: escribir y la música.

En fin, vamos a lo que nos trajo aquí…

Cuando rondando por los 14 para llegar a los 15 años, una prima me contó que ella ya había tenido sexo, con un chico mayor…

Yo no esperaba tenerlo tan pronto, tampoco tenía con quién…

Para explicar y contar más sobre mi primera vez, debo contar primero cómo se inició esa relación…

Él llegó a mi salón porque “era muy problemático” y como mi salón era el de los chicos “buenos y aplicados” entonces se corregiría ahí. Estaba con una chica, casi tan alta como yo, muy bien formada para su edad y todos lo sabíamos. Sin embargo, ni bien se sentó, varias de las chicas de mi aula comenzaron a coquetearle… Me daba cuenta cómo algunas levantaban un poco sus faldas “sin querer” para que se notara más la merca sus piernas.

Yo lo vi y me gustó. No lo voy a negar… fue algo como que lo vi llegar y quería conocerlo más lo quería, lo quería para mi. En fin, nos hablamos, él siempre se mostraba muy serio y aunque traté de seducirlo (bien monse debo decir), pues parecía que no estaba interesado… Pasaron así meses hasta que ya teníamos confianza y un día fue a mi casa a hacer una tarea, todo bien. Pero hubo un momento en el que mi intensa interna la que no puede más debía salir y hacer algo y lo hice:

Estuvimos hablando y no sé cómo pero traje las “cosquillas” a la conversación, entonces intenté hacerle y me acerqué y entre el forcejeo lo besé y él correspondió el beso🙈 (sí, él seguía con enamorada – bad Lu). Luego de eso la situación se puso algo incómoda, se fue y luego hablamos por msn – oh, esas épocas del zumbido-… (Para este tiempo ya había pasado los 15 hace rato e iba por mis 16)

La cosa es que hablamos del tema y los dos dijimos que “no sentimos nada” y pasó. Yo moría por dentro – obvio. Luego de un tiempo hablamos y nos sinceramos: los dos habíamos sentido cosas en ese beso…y nos llevábamos bien, así que luego de días él habló con una amiga mía y le contó que pensaba terminar con su relación y luego decirme para estar y yo estaba como ohhhh por favoooorrrr dile que ahorita mismo!

La cosa fue que llegó el día en el debía terminar y sentía como si yo lo tendría que hacer… aunque al día sgte la ahora ex me enfrentó 😅 y yo me hice la loca.

Sentía que estaba en una novela, en una película de amor… y algo así fue.

Él se tardó varios días en decirme para estar pero cuando lo hizo fue muy lindo… caminamos mucho hasta un paradero y luego nos besamos y mientras me besaba me preguntó: ¿quieres estar conmigo? Y yo: siiiii y empezamos….

[Debo hacer un paréntesis aquí, porque seguro están pensando: Ay Lu! Cómo te vas a meter en una relación! ¿Acaso no sabes que eso está mal? Y pues sí! Lo está. Pero yo era una chibola babosa, templada y no me van a negar que cuando están así no escuchan razones]

Comenzamos una relación linda, primero a escondidas para que no se viera que terminó con una y empezó con otra… Yo estaba en mi época más intensa y no tenía mucha experiencia con enamorados así que fui lo que muchas: detallista y amorosa al mango!

Le dejaba notas en su mesa, entre sus cuadernos, cuando cumplimos un mes le dejé un peluche y una carta – ayyyy esos tiempos de templada al cuete!

Y él me sorprendió cuando cumplimos nuestro primer mes… Como les dije era muy serio para muchas cosas, no le gustaba la melcocha y yo era todo lo contrario. Y la verdad el día que nos tocaba cumplir un mes, casi no pudimos vernos solos porque yo tenía práctica de marcha y él de banda… La cosa es que quedamos en vernos al otro día a la salida… Pero en la tarde, mientras lavaba los platos, escuché la puerta… Era él, tuve que decirle a mi mamá que era mi enamorado y nos dejó solos en la sala.

Luego se hablar del día y otras cosas, sacó de su mochila un peluche… Yo no podía creerlo!!! Él trayéndome un peluche!!! Lo amé!!! Lo amé con todo lo que pude!

Y bueno, seguimos con nuestra relación…

Entre besos y toqueteos, pero nada más hasta el momento, creo que nunca salimos a algún lugar como enamorados, solo nos veíamos en el colegio, a la salida y en las tardes a veces también… Amor de cole, simple pero recordable.

…..

En fin, primera vez…

Él ya había tenido sexo antes, yo nunca….

Continuará…

[Mira la segunda parte de la nota]

Gracias por leer!

Lu.