Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

La magia de tus quince años… Segunda parte

Lee la primera parte aquí para que sepas más de esta historia…

Él ya había tenido relaciones… yo nunca, así que el tema estaba bastante fuera de mi órbita…

Yo era algo esquiva al tema; pero eso no impidió que llegara y lo planeemos.

Un día cuando nadie estuviera en casa, él llegaría y lo haríamos… yo estaba demasiado nerviosa…

Recuerdo haber escogido una truza que “no marcara rollos” y la verdad estaba con una ropa muy normal.

Él llegó… comenzamos a besarnos y luego quiso ir al cuarto – siempre me sorprendió la tranquilidad que tenía cuando las cosas pasaban- en fin, fuimos y yo moría de nervios.

Él empezó a bajarme el pantalón, la truza y yo en un momento decidí que mejor no, pero en mi cabeza pensaba que si no lo hacía, lo perdería.

Cuando uno es joven, está en su “primer graaan amor” y llega este momento entre decidir si hacer lo que tú quieres o hacer lo que él quiera para que se quede contigo; al final decides seguir el momento porque no quieres que se vaya y porque aún no estás preparada para decir un GRAN NO o manejar la situación.

La cuestión empezó…

Yo no hice más que besarlo y abrazarlo, creo que en algún momento solté alguna lágrima y luego él terminó.

Nos vestimos (para esto yo nunca me quité el polo, ni él) y luego nos despedimos y se fue.

Me contó que luego se dio cuenta que su polo se había manchado de sangre… era mi primera vez y sangré.

Luego de esa vez, lo hicimos unas cuantas veces más… pero siempre que lo hacíamos ocurría lo mismo: en el momento en que empezaba a excitarme, él me decía: “tranquila, tranquila” y pues me contenía y no lo disfrutaba… Él por otra parte, lo hacía hasta que terminara.

Como toda chibola babosa, escribía en mi diario… Y sí, mi mamá lo leyó (ella tiene esa “cualidad” de revisar todo lo que haya en su casa- aunque no tenga que hacerlo porque no son sus cosas). Así que se enteró, aunque ella me dijo que una amiga le contó… 🙄

Me esperó a que llegara del colegio y me enfrentó, obviamente yo lo negué… pero era inútil… Ella estaba tan molesta y me jaló del cabello tan fuerte!! Que parecía que me sacaría la cabeza … Yo lloraba y lloraba y pues terminé castigada.

Al día siguiente fui al colegio y le conté a mi enamorado lo que pasó y se asustó. Yo le dije que no se preocupe que tampoco es que mi mamá iría a buscarlo pero en fin… Él se alejó, quizás en ese momento yo hubiera querido que me ayude a enfrentar las cosas, que sea mi apoyo, mi soporte… Pero no fue así.

Sé que se enamoró de verdad de mi, sé que me quiso mucho y que le dio miedo, como a cualquier adolescente, pero yo lo necesité.

Pasaron los días y la relación no iba bien… yo lo seguía amando pero él se alejaba mucho y al final terminamos…

¿Saben? Con él fueron mis primeros miedos de “haber quedado embarazada” y con él tuve mi primer episodio de chupetones extremos… Una vez me hizo unos que parecía que me había querido ahorcar…

Pero al final todo terminó…

Para cerrar el tema quisiera hablar un poco de la reacción de mi mamá al enterarse…

Créanme que no la culpo, sé que a ella nunca le hablaron bien del tema y no supo cómo abordarlo conmigo… Felizmente yo estoy aprendiendo mucho cada día, ahora estamos más informadxs y siento que podría hablar del tema con mi hijx con más apertura y naturalidad… quizás acompañarlx en el proceso, decirle que está bien tener miedo, pero que también debe hacerlo cuando sienta que está bien, cuando sienta que puede ser él/ella mismx y que lo hace porque quiere y no para complacer a alguien más….

Ser adolescente es difícil, tienes hormonas revueltas todo el tiempo; tienes que impresionar a los demás y quieres hacerlo!

Tienes que lidiar con exámenes, escuelas y la reputación… Y por si fuera poco, debes ser buen(a) alumnx y prosperar para llegar a la universidad.

Son muchas cosas que manejar eh!

Y si tus padres no tienen una apertura clara con respecto a varios temas, puede ser muy complicado para tu vida…

Yo aprendí muchas cosas de mis experiencias, resolví muchas otras años después… Como el hecho de decirle lo que sentí en ese momento y lo que esperé de él, aunque fuera unos años más tarde, cuando nos volvimos a ver para un tiempo corto de “salir”

Y así fue mi historia con el que fue y siempre será mi primera vez…

Gracias por leer!

Lu.

Pd: Sí, volví a verlo años más tarde de nuevo, salimos, hablamos, no pasó más… Luego de un tiempo nos juntamos solo para tener sexo y luego otra vez… Y ya.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

La magia de tus 15 años… Primera Parte

Jajajajajaja

Debo decir que usar el nombre de una canción como título de una nota, me gusta demasiado!!

Porque une dos cosas que me gustan: escribir y la música.

En fin, vamos a lo que nos trajo aquí…

Cuando rondando por los 14 para llegar a los 15 años, una prima me contó que ella ya había tenido sexo, con un chico mayor…

Yo no esperaba tenerlo tan pronto, tampoco tenía con quién…

Para explicar y contar más sobre mi primera vez, debo contar primero cómo se inició esa relación…

Él llegó a mi salón porque “era muy problemático” y como mi salón era el de los chicos “buenos y aplicados” entonces se corregiría ahí. Estaba con una chica, casi tan alta como yo, muy bien formada para su edad y todos lo sabíamos. Sin embargo, ni bien se sentó, varias de las chicas de mi aula comenzaron a coquetearle… Me daba cuenta cómo algunas levantaban un poco sus faldas “sin querer” para que se notara más la merca sus piernas.

Yo lo vi y me gustó. No lo voy a negar… fue algo como que lo vi llegar y quería conocerlo más lo quería, lo quería para mi. En fin, nos hablamos, él siempre se mostraba muy serio y aunque traté de seducirlo (bien monse debo decir), pues parecía que no estaba interesado… Pasaron así meses hasta que ya teníamos confianza y un día fue a mi casa a hacer una tarea, todo bien. Pero hubo un momento en el que mi intensa interna la que no puede más debía salir y hacer algo y lo hice:

Estuvimos hablando y no sé cómo pero traje las “cosquillas” a la conversación, entonces intenté hacerle y me acerqué y entre el forcejeo lo besé y él correspondió el beso🙈 (sí, él seguía con enamorada – bad Lu). Luego de eso la situación se puso algo incómoda, se fue y luego hablamos por msn – oh, esas épocas del zumbido-… (Para este tiempo ya había pasado los 15 hace rato e iba por mis 16)

La cosa es que hablamos del tema y los dos dijimos que “no sentimos nada” y pasó. Yo moría por dentro – obvio. Luego de un tiempo hablamos y nos sinceramos: los dos habíamos sentido cosas en ese beso…y nos llevábamos bien, así que luego de días él habló con una amiga mía y le contó que pensaba terminar con su relación y luego decirme para estar y yo estaba como ohhhh por favoooorrrr dile que ahorita mismo!

La cosa fue que llegó el día en el debía terminar y sentía como si yo lo tendría que hacer… aunque al día sgte la ahora ex me enfrentó 😅 y yo me hice la loca.

Sentía que estaba en una novela, en una película de amor… y algo así fue.

Él se tardó varios días en decirme para estar pero cuando lo hizo fue muy lindo… caminamos mucho hasta un paradero y luego nos besamos y mientras me besaba me preguntó: ¿quieres estar conmigo? Y yo: siiiii y empezamos….

[Debo hacer un paréntesis aquí, porque seguro están pensando: Ay Lu! Cómo te vas a meter en una relación! ¿Acaso no sabes que eso está mal? Y pues sí! Lo está. Pero yo era una chibola babosa, templada y no me van a negar que cuando están así no escuchan razones]

Comenzamos una relación linda, primero a escondidas para que no se viera que terminó con una y empezó con otra… Yo estaba en mi época más intensa y no tenía mucha experiencia con enamorados así que fui lo que muchas: detallista y amorosa al mango!

Le dejaba notas en su mesa, entre sus cuadernos, cuando cumplimos un mes le dejé un peluche y una carta – ayyyy esos tiempos de templada al cuete!

Y él me sorprendió cuando cumplimos nuestro primer mes… Como les dije era muy serio para muchas cosas, no le gustaba la melcocha y yo era todo lo contrario. Y la verdad el día que nos tocaba cumplir un mes, casi no pudimos vernos solos porque yo tenía práctica de marcha y él de banda… La cosa es que quedamos en vernos al otro día a la salida… Pero en la tarde, mientras lavaba los platos, escuché la puerta… Era él, tuve que decirle a mi mamá que era mi enamorado y nos dejó solos en la sala.

Luego se hablar del día y otras cosas, sacó de su mochila un peluche… Yo no podía creerlo!!! Él trayéndome un peluche!!! Lo amé!!! Lo amé con todo lo que pude!

Y bueno, seguimos con nuestra relación…

Entre besos y toqueteos, pero nada más hasta el momento, creo que nunca salimos a algún lugar como enamorados, solo nos veíamos en el colegio, a la salida y en las tardes a veces también… Amor de cole, simple pero recordable.

…..

En fin, primera vez…

Él ya había tenido sexo antes, yo nunca….

Continuará…

[Mira la segunda parte de la nota]

Gracias por leer!

Lu.