Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

Un mes de pretzels y Bitz

Tenía en mi cabeza que debía conseguir un trabajo aquí en California…

Se me habían “caído” dos clientes de social media que tenía de Perú y ya estaba preocupada por cómo iba a afrontar los gastos que aún mantengo de allá…

La vaina era que no importaba toda la experiencia que yo tuviera en social media y marketing digital (la cuál es de 8 años); porque por donde vivo, la gente sabe poco o nada de esos temas. No invierten en publicidad digital y no conocen los beneficios que pueden obtener de ella… Aún están en pañales con todo el tema de las redes sociales y por eso es que se me hizo difícil el poder obtener un trabajo.

Entonces volví a mi premisa: “Voy a hacer lo que TENGA QUE HACER” para conseguir lo que quiero… Y con eso en mi cabeza salí a caminar y buscar trabajo.

Con resume en mano, caminé por varios locales que estaban más o menos cerca de donde vivo, me fui a un mall (Outlets at Orange), donde también repartí en algunos lugares, y al segundo día que fui, vi que en el local de Wetzel’s Pretzel estaban contratando así que me metí, pregunté por el empleo y me dijeron que me llamarían al día siguiente para concretar una entrevista…

Llegó el “día siguiente” pero no llegaba la llamada, yo estuve deseando con todas las fuerzas de mis pensamientos que me llamen y felizmente lo hicieron!

Me alisté, fui a la entrevista y ya! Me dijeron empiezas mañana … Oh my gosh! No saben lo feliz que era!!!! Por fin había conseguido trabajo!!! Aún no sabía bien qué haría o de qué sería, pero no me importaba, yo podría aprender todo lo que se necesite.

[Para esto, debo decirles que nunca había tenido experiencia de estar sacando cosas del horno, moviendo comida con unas pinzas ni nada]

Llegó mi primer día: estaba nerviosa pero le metí todo el FUAAAAAAA para aprender rápido, me metía a todo lo que veía y trataba de estar concentrada para aprender a la primera y rápido. No les voy a mentir, los primeros días quería morir del dolor de cuerpo que tenía!!!! De verdad creo que la única vez que sentí tan adolorido mi cuerpo fue cuando hice por primera vez un wod de CrossFit 😭😭😭

Felizmente el dolor con desinflamantes musculares y mucho reposo, pasa. Y ya a las dos semanas sabía hacer la mayoría de cosas 🙌🏼 Sacaba las cosas del horno, preparaba algunas cosas, sabía cómo hacer masa, preparar las entregas y hasta estaba haciendo mis pinitos en caja… oh!!! No saben la felicidad que he sentido.

Muchos podrán pensar: ¿Cómo es que se puede alegrar por ser cajera cuando en Perú era jefa?

Y les digo: Todos debemos pagar derecho de piso cuando empezamos algo nuevo y la felicidad que siento por ir iniciando mi vida de este modo es inmensa! Quizás parezca poco, pero el aprender nuevas cosas y sentir que voy avanzando me hace muy feliz 😊

No solo eso, sino que además hoy cumplo un mes ahí. Haciendo, arreglando, limpiando, cobrando y practicando mi inglés rodeada de pretzels y de gente que se están haciendo mis amigos y que me ayudan a pasar los días con risas y algunos enojos…

Les juro que estoy agradecida por cada nueva experiencia y más por la oportunidad que tengo de comenzar a vivir mis sueños 😊

¡Por más aventuras!

Lu.

Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

Todo lo que sea necesario

Lo que dejé en Perú…

Un amigo/ex siempre me decía que por qué me estoy exponiendo al venir aquí, por qué dejar todo lo que tenía y ya conocía en Perú… Si ahí podía tener un buen trabajo, buen sueldo, una buena posición y a mi familia cerca. Para qué entonces irme a otro país donde no tengo comodidades, estoy sola, no consigo trabajo en mi carrera y encima tengo limitaciones de papeles…

La verdad es que yo también me lo estuve preguntando, pues qué es lo que hace que una persona deje un puesto como Jefa de área, deje de trabajar desde la comodidad de su casa, con su familia al lado… Por ir a otros lares donde todo va a ser más jodido.

Y lo que me venía a la mente siempre era: Los sueños!

Antes de venir vi muchas historias de personas que salieron de su mundo, de su zona de confort y se dispusieron a trabajar por sus sueños y lo lograron. Ahora… Si ellos pudieron, por qué yo no?

Estoy muy consciente de que las cosas no serán fáciles y me mentalicé en eso antes de venir, sabía que sería jodido, que me sentiría mal muchas veces y que me darían ganas de dejar todo y volver a mi comodidad, pero no quiero.

Cuando decidí venir, dije: “Voy a hacer TODO LO QUE TENGA QUE HACER para lograr lo que quiero”. Lo dije una y mil veces… Se lo dije a muchas personas, pero más importante, me lo repetí mil veces a mí.

Y es que la verdad no es fácil tomar una decisión así, pero si no la tomaba ahora; entonces cuándo?

Solo quisiera que sepan, que si bien es cierto las cosas no empezaron como las imaginé pero tengan la certeza de que estoy haciendo y siempre haré TODO LO QUE SEA NECESARIO para conseguir lo que quiero.

Así es y así seguirá siendo.

… hasta otro relato…

Lu.