Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

Un cubito de hielo y la mujer de fuego…

Advertencia: esta historia es real, contada por uno de los personajes, trayendo a su mente todos los recuerdos posibles de lo ocurrido. Estoy compartiendo todo esto con una mirada diferente a esos tiempos, con otra mentalidad y observando mi antigua situación de una forma más cruda, así que ya están advertidos, solo espero que quien pase por algo parecido, luego de leer, sepa qué hacer.

Ok, sé que el nombre de la nota no tiene mucho sentido, pero lo tendrá… lo prometo.

Hubo un tiempo, allá por el 2008 en el que una chica conoció a un chico en un salón de clases.

Ella no se fijó en él hasta que fueron las entregas de exámenes y cruzaron palabras condensando una primera conversación que terminó en déjame tu e-mail en mi revista Somos (yo le dejé mi mail a él).

Él tenía enamorada en ese tiempo, y no tenía nada de malo, pues yo no estaba interesada en tener algo con él y viceversa; pero podíamos ser amigos.

En ese tiempo yo cruzaba una relación que terminó porque el chico quiso que me acueste con él y yo no quise. Y entre tanto mi vida estudiantil se iba al caos por un momento porque quería dejar la carrera de diseño gráfico para ser coreógrafa – cosa a la que mis padres “amablemente” se negaron… ya luego les contaré esa historia mejor- Y yo estaba en mi fase de “creo en mis sueños y quiero ser como Honey la princesa del baile (movie with Jessica Alba).

En fin, luego de un tiempo de conversar y caernos bien, el chico de la revista somos comenzó a mostrar interés por esta chica (obviamente soy yo, así que no se alboroten si cambio de primera a 3ra persona), y luego de que terminó con su enamorada de aquel entonces, comenzó a mandarme mensajes con poemas y cosas de apoyo a mi situación.

Yo no quería una relación con él, pero me gustaba cómo me hacía sentir: escuchada, comprendida y apoyada. Sin embargo, él insistía en sus sentimientos y que yo podría darle una oportunidad… Recuerdo que salimos una vez y él estaba algo mareado, me dijo para tomar un taxi a mi casa e hizo como que hubo un “bache” y me besó… nuestro primer beso de la vida y él Olía a alcohol…

Al día sgte él se disculpó y quedamos como amigos, él de alguna manera siempre sentía que yo le daba alas y yo era amable porque él era bueno conmigo, me escuchaba y me hacía sentir bien en la situación en la que estaba atravesando.

A los 17-18 sientes que tu vida es una novela y cada problema es un caos existencial… La cosa es que seguía hablando con este chico y salíamos como amigos, pero yo sabía que él quería otra cosa más, alguna vez estuvimos jugueteando, sí, fui coqueta, sí, se sentía bien que alguien estuviera detrás de ti.

La cuestión es que yo en ese momento no quería una relación con él pero nos habíamos besado otra vez en algún momento, pero cuando él quiso algo más, yo di 5 pasos para atrás…. habían momentos en los que yo me desaparecía de su vida y él me mandaba correos o cosas así para que volviera a aparecerme y hablar…

Fui mala? Quizás en cierto modo, sí se ponen a analizar ahora las conversaciones encontrarán que muchas veces fui ambigua con lo que quería, pero no por maliciosa, sino porque estaba en mi etapa de “chibola babosa”

Él escribió una historia: El cúbito de hielo… aún la tengo guardada y en ella hablaba de sus amores pasados, de cómo al final de sus relaciones parecían que querían derretirlo, pero que luego llegó una mujer de fuego (yo) y que no sabía cómo la historia seguiría.

Pues yo quise ignorar el hecho de la historia y las situaciones sentimentales pero eso abrió un capítulo más a nuestra: Historia de amor.

Luego de idas y vueltas, ultimátums, cartas, llamadas, mensajes, engaños y más… Llegó un momento en mi vida en el que yo estaba con alguien que me propuso matrimonio. Y quién diga que no se emocionaría con que su enamorado la pida (aunque su relación no era perfecta), es porque no tiene sentimientos okno.

… Duramos 2 semanas más y terminé con él. Por qué? Porque el chico que conocía hace 4 años y que era mi mejor amigo/confidente y más volvía a sentir cosas por mi y yo ya no quería acallar más lo que sentía por él (sí, por dentro siempre quise algo pero tenía miedo que si estábamos luego terminaríamos un día y dejaríamos de ser amigos…)

Así que… un 16 de noviembre del 2011 no me pregunten por qué aún después de 8 años recuerdo las fechas. Fui a recogerlo de su clase de inglés, tuve que tomar varios carros y encima esperar a que terminen sus clases… Estaba nerviosa, creo que hice pis como 3 veces antes de verlo… Él salió y decidimos ir a conversar… En ese momento no estábamos en buenos términos… él había terminado una relación y habíamos dejado de hablar porque yo aún estaba con quien me había pedido matrimonio…

Nos fuimos caminando hasta un centro comercial (qué por cierto yo no visitaba mucho), hablamos, caminamos – dos de las cosas que más me gusta hacer- en un momento me estuvo fastidiando, me agarró el estómago y se acercó; yo no podía más con mi corazón… caminamos, y era época en la que los centros comerciales ya alucinan que es navidad y todo estaba decorado… oh! Las luces, la música, el ambiente… Todo se prestaba para un romántico momento, y así fue. Me besó, nos besamos; me dijo para estar y luego me besó y me alzó… me dio una vueltas y sentí en ese momento que todo en mi vida encajó. Sentí -y siempre lo diré- como cuando Sabrina y Harbie unieron sus piedras del alma, al final de la serie; sentí que se completaba el cuadro, que llegó lo que había esperado tanto…

Y luego salí con un: y si mejor solo salimos por un tiempo? 😅 sí, de nuevo me estaba arrepintiendo. Pero al final si decidimos empezar aquel día.

Tuvimos que ser cuidadosos de no mostrar nuestro amor tan pronto pues donde estudiaba sabían de mi ex y no quería que la gente me odie de más.

Luego las cosas se hicieron más llevaderas y pudimos expresarnos con todo!

Al primer mes él me sorprendió con un detalle que nunca olvidaré, me llevó a un parque donde había escrito con pétalos de rosas: Te amo Lu… nunca había tenido una sorpresa así y pues caí mucho más en el amor…

Nuestra relación empezó intensa y llena de sentimientos aguantados por mucho tiempo, es por eso que tratábamos de pasar momentos juntos, aunque a veces por mi trabajo y sus estudios no se podía.

Hablamos en algún momento del futuro…

Tuvimos nuestro primer viaje juntos (y el único), era la primera vez que yo viajaba con una pareja…

Todo era miel sobre hojuelas y llegó el cambio, el momento de tomar una decisión…

Gracias por leer…

Para saber qué más sigue, lee la otra nota.

Lu.

Por luly1610

Creativa, marketera, redactora, bloggera y creyente de que la vida puede ser como una película.

Persona incomprendida por muchos, complicada para otros, pero que ha encontrado a alguien que asume el reto día a día de conocerla tal y como es, desde el amanecer hasta que se oculta el sol; y trata de entender esta loca mente que lleva... Ella misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s