Categorías
Orejas de Ratón by Lu

Lindas y flaquitas!

[ frase con variación obvia de: “gorditos y bonitos de los pingüinos de Madagascar]

El otro día estuve hablando con una amiga sobre hechos pasados… Y me contaba que alguien le dijo alguna vez: las chicas lindas son las que están delgadas, las que cuidan su figura y se preocupan por mantenerse…

Ok! 👍🏼 hagamos un alto ahí 🛑 ✋🏼

¿Se dan cuenta de TODO lo malo que tiene esa “apreciación”?

¿Por qué el ideal y lo “correcto” debe ser algo uniforme para todos?

¿Por qué si yo no estoy dentro de los estándares que me ponen, quieres decir que soy fea?

Ok, soy fea entonces… Soy fea PARA TI.

Pero! Como no vivo para ti, soy hermosa para mi.

¿Cómo llegar a ese resultado? – Sé muy bien que aunque digamos alto y claro que no nos molestan las miradas juzgonas, muchas veces nos miramos al espejo y algo no cuadra… Algo no gusta, eres tú.

Y es que entendamos desde el punto de que venimos de años y años de entrenamiento mental, en el que la sociedad nos enseñó que si no te “cuidas” para ser súper delgada, si dejas que tu cuerpo tenga celulitis y que ésta se note o que no te depilas lo suficiente, entonces no serás como una de las chicas bonitas y perfectas.

Esa idea me hace recordar la película Mujeres perfectas donde sale Nicole Kidman

Oh sí, todas flaquitas y bonitas…

Bueno, lamento romper su burbuja pero esa no es la realidad…

Les cuento una historia:

Había una vez una chica que de pequeña no le gustaba comer, entonces sus padres preocupados decidieron comenzar a darle vitaminas para que coma. Fue una niña feliz, mientras crecía comía como camionero porque le daba mucha hambre las múltiples actividades en donde se metía. Esta niña crecía, ya iba siendo una señorita pero lo peculiares que su cuerpo no se desarrollaba tanto como el de las otras, era una chica flaca y plana. Oh! Y sabemos que las historias no tratan muy bien a las chicas así… Pues ella deseaba ser como las demás, tener bubis, trasero y un abdomen plano que volviera locos a los chicos. Pero su cuerpo no era así. Heredó sus brazos gruesos de familia y aunque era delgada siempre fue su problema a ocultar. Luego los años fueron pasando y esa constante figura delgada y plana fue pasando al olvido… La ansiedad comenzó y ella creyó que podría comer como antes… toda su vida sin consecuencias. Wrong!

La cuestión fue que ella engordó, los demás obviamente lo notaron y se lo hicieron notar- claro, como si ella no tuviera espejo- pero no solo fue la comida la que la hizo engordar, ella se cuidaba con inyecciones para no salir embarazada y eso afectaba su cuerpo y aumentaba la ansiedad. Luego de sentirse como la peor basura del mundo por permitirse engordar, decidió hacer CrossFit para bajar de peso y encajar de nuevo en la figura que tenía antes; lo logró. Fue flaca de nuevo! Pero conservaba las caderas anchas que le dejaron las hormonas de las inyecciones y la gordura. Después de haber adelgazado y ser un “ejemplo de superación” para muchas, porque claro! Bajar de peso para verte bonita es importante e inspira… Ella se dio cuenta que extrañaba sus curvas, que no llenaba la ropa como antes y quería hacerlo… pero cómo?!? Si eso no está bien? Si eso de querer verse más rellenita no es lo correcto? Por qué pensaría en eso?

Se dió cuenta que subiendo de peso era más feliz, que le gustaban sus curvas y que cuando menos se privaba de comer algo, menos ansiedad venía así que decidió hacer un gran cambio en su vida! Y desde ahora le importaba 3 carajos 🎶 lo que los demás dijeran. Por qué? Por qué abandonar la talla S de chica linda, para ser llamada ahora una chica curvy? ¡Porque eso la hace feliz!

No es que “ser gorda” sea bueno o malo, no lo piensa así, lo ideal es no apretujarse en moldes que te dicen sí, ese número está bien y el otro mal. La cuestión es ser feliz con lo que tienes y cuidar tu salud. No para complacer un estándar, sino para complacer a la que miras al espejo, a tu yo.

Hay algunas chicas que odian ser flacas, otras que odian ser gordas. Por qué odiar tu cuerpo? Si puedes pasar mejor el tiempo amándolo! Cuídalo! Aliméntate bien para no sufrir de problemas estomacales, has ejercicio o actividades físicas para no sufrir de los músculos o huesos. Hazlo porque te importa tu cuerpo, no porque te importe la opinión de los demás.

Y bueno, como se imaginarán la chica de la historia soy yo y sí, tengo un final feliz.

Hoy soy más fuerte que nunca, más feliz que nunca y -no voy a mentir – hay cosas de mi cuerpo que aún me falta aceptar… Siento que en general, amo estas curvas latinas que llenan pantalones y me hacen sentir sexy as hell!

Recuerda siempre que al final de todo, lo que más importa es lo que te haga feliz a ti…

Gracias por leer…

Lu.

Por luly1610

Creativa, marketera, redactora, bloggera y creyente de que la vida puede ser como una película.

Persona incomprendida por muchos, complicada para otros, pero que ha encontrado a alguien que asume el reto día a día de conocerla tal y como es, desde el amanecer hasta que se oculta el sol; y trata de entender esta loca mente que lleva... Ella misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s