Categorías
Nueva Vida Orejas de Ratón by Lu

El amor que más alimento ♥️

Cuando era muy joven me enamoré tontamente, cometí muchos errores y hasta fui infiel – suena a canción no?

Aunque en mi época de “chibola” tuve varios enamoradillos que pues no pasaron del título, la verdad es que solo pocos llegaron a tener un espacio considerable en la historia de mi vida.

Pero hoy no voy a hablar de mis ex’s ni de lo que pude o no hacer con ellos…

Hoy quiero hablar de un amor que conocí cuando abandoné a otro…

No creo haber sido siempre una chica segura de sí… A decir verdad, las dudas siempre fueron mis enemigas, las inseguridades, temores y ansiedad, estuvieron rondando.

Y es que cuando era chibola me sentía menos que las demás por no tener el cuerpo que ellas tenían, por no verme igual que ellas, por no estar en las mismas medidas ni en los estándares de chicas de mi edad.

Cuando era chibola no tenía bubis, caderas ni nada y de eso se agarraban para joderme!

Es difícil, ir creciendo sintiendo que siempre eres menos que los demás y que tendrás suerte si es que alguien quiere “estar contigo”.

Pero luego de abandonar una relación en la que me sentía triste y sola, comenzó a llegarme todo un poco… Cómo así?

Pues, comencé a leer más, disfrutaba de ver ejemplos de mujeres fuertes, decididas, que hablaban de sexo sin miedo y sin tapujos… Yo quería ser como ellas! Y dije: por qué no?

Así que comenzó a llegarme todos los estereotipos y comencé a sentir y hacer las cosas que yo quería, porque YO las quería. Cómo pintarme el cabello de fucsia encendido y salir así a la calle… La verdad no se imaginan cuánto aprendí sobre mi cuando me pintaba mucho el cabello. Es una cosa de salir todos los días y sentir que las miradas están sobre ti, que la gente te juzga, te halaga, te espía y te admira. No todos pueden atreverse a hacerlo, sí, pero lo peor es que no todos se atreven a aceptarlo.

Lo mismo pasaba con mi cuerpo, tenía miedo de usar alguna transparencia o un top porque se podría ver mi barriga -no perfecta, fofita y sin sixpack- Y lo que me costaba esconderla!!!

Una vez me metí a hacer CrossFit, me afané mucho, hice dieta, bajé de peso, puse “no pain no gain” y todo… Pero al final del día me sentía igual de triste con mi cuerpo, insatisfecha porque cuando adelgazaba me “desinflababa” y de nuevo no habían bubis ni nada…

Luego de unos episodios de estrés, ansiedad y en el camino de “me llega todo, quiero ser como soy” me encontré con un peso en el que los jeans se llenaba, los brassieres también (aunque también descubrí que amaba no usarlos) y donde me sentía sexy conmigo.

En el camino a amar mi cuerpo, me ayudaron algunas personas (no, esta vez no fue mi mamá, fueron hombres con los cuales me involucré y que… por qué no decirlo, me ayudaron a sentirme más segura de mis curvas al notarlas y alabarlas).

Pues sí amigxs todos a veces necesitamos un poco de ayuda y la tuve. Fue genial mirar al espejo y sentirme sexy usando una minifalda, ponerme un top transparente solo con un brallete abajo y sentir que puedo arrasar con todo! (Y lo hago).

Y es que es jodido verte y sentir que no eres suficiente, sentir que debes siempre “arreglarte”, que debes mejorar y ser más como alguien más…

Por eso día con día me fui mirando, admirando y con eso sintiendo que tengo todo lo que necesito para conquistar a quien quiera, pero que lo más importante es seguir conquistándome a mi 😌

Ahhh porque por si no lo sabían las inseguridades nunca se van, solo hay que saber cómo chotearlas y tirarlas para atrás, porque ya chocan contra una pared: tu amor propio ♥️

Y sí, amo mis curvas, mis piernas gruesas, mis marcas, mi piel que se reseca y aunque aún no adoro mis brazos, pues estoy trabajando en jugar con ellos en vez de solo tacharlos 🙌🏼

…. hasta otra reflexión del cuerpo

Pd: hace MESES que no me peso, prefiero no hacerlo, porque soy más que un número. Y sí cuido mi cuerpo, trato de hacer actividades físicas y alimentarme no taaaan mal.

Lu.

Por luly1610

Creativa, marketera, redactora, bloggera y creyente de que la vida puede ser como una película.

Persona incomprendida por muchos, complicada para otros, pero que ha encontrado a alguien que asume el reto día a día de conocerla tal y como es, desde el amanecer hasta que se oculta el sol; y trata de entender esta loca mente que lleva... Ella misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s